Carta abierta de Ángela María Robledo, a los psicólogos y psicólogas, estudiantes, docentes y gestores de formación en este campo profesional.

Bogotá, D.C., Junio 13 de 2018

Apreciadas y apreciados colegas:

He leído con detenimiento la carta pública que ha circulado, en la cual expresan ustedes el respaldo, que tanto agradezco y valoro, a esta propuesta de una Colombia Humana que lideramos conjuntamente con Gustavo Petro.

La nuestra es una propuesta que recoge el pensar y el sentir de millones de colombianos y colombianas que han roto las cadenas de la dependencia en relación con las maquinarias políticas. Que han decidido hacer suya la urgente necesidad de introducir cambios profundos en la manera de conducir nuestro país. Que, como bien señalan Ustedes, entiende la necesidad de construir una economía en la que el trabajo sea la base de la creación de riqueza, y el medio para su distribución. Que sabe que no se puede bien-vivir en una sociedad con niveles de desigualdad que constituyen una verdadera vergüenza.

Nuestra propuesta, construida a partir de un programa mínimo que se expuso a la ciudadanía al comienzo de esta larga campaña, se ha ido enriqueciendo con el aporte que generosamente han hecho organizaciones políticas como la Alianza Verde, el Polo Democrático Alternativo, el MAIS o la Unión Patriótica, al igual que las organizaciones de mujeres, de comunidades afrocolombianas, de trabajadores, de plataformas de ambientalistas, de animalistas, de defensores de los derechos humanos, defensores de la población LGBTI. La Colombia Humana es hoy una propuesta que busca abrir las puertas a la ampliación de los beneficios de la organización política para cubrir amplios sectores que han estado excluidos de los mismos: el campesinado, los indígenas, las comunidades afro, las personas con una orientación sexual distinta de la heterosexualidad dominante.

La Colombia Humana es un proyecto que pone la protección de la Vida en el centro de sus propósitos; que reconoce que con educación todo se puede, y que genera confianza en que los recursos públicos serán administrados como recursos sagrados. Una propuesta que asumido el compromiso de desarrollar, de darle vida, a los postulados de la Constitución Política de 1991, y de lograr que Colombia se convierta en un verdadero estado social y democrático de derecho.

El pasado 8 de junio suscribimos, con absoluta responsabilidad, los compromisos que nos planteara el Profesor Antanas Mockus al expresar de manera pública, en compañía de la Senadora Claudia López, su respaldo a nuestro proyecto. Mediante ellos, reiteramos que la Colombia Humana asume el compromiso de respetar una serie de mandamientos que van desde la prohibición de la expropiación; la promoción de la iniciativa privada; el respeto por una democracia pluralista, hasta el nombramiento en los cargos públicos de las y los mejores. Encarnamos un proyecto que buscará construir amplios consensos para poder adelantar sus políticas, y en el cual los medios justificarán los fines.

En esta Colombia Humana que esperamos construir con el respaldo de la mayoría de colombianos y colombianas, expresada en su voto el próximo domingo, caben bien las recomendaciones que recoge su misiva: Una economía productiva que genere empleo digno para las personas; educación pública gratuita para generar el conocimiento y formar en las capacidades que el país requiere para su desarrollo en armonía con la naturaleza; un sistema de salud que tenga en la promoción de la salud, incluyendo la salud mental tan afectada por una guerra prolongada y degradada como la que hemos padecido, su eje de acción; un compromiso con el cuidado de los niños y niñas, jóvenes y adolescentes, y la promoción de su desarrollo integral; y la transición hacia una era de paz en la cual nuestros saberes, y los saberes ancestrales de las comunidades indígenas – nuestros hermanos mayores- de las comunidades negras, de la sororidad que une a las mujeres, pueden y deben cumplir una tarea fundamental cual es la de ayudar a hacer el tránsito de la condición de víctimas, a la condición de agentes de transformación social.

Su apoyo público me llena de alegría, y renueva mi ánimo para seguir en este esfuerzo por construir una Colombia en la quepamos todos y todas, una Patria/Matria mejor para todos sus hijos.

 

Con afecto,

 

Ángela María Robledo

Candidata a la Vicepresidencia de la República

COLOMBIA HUMANA